Sígueme a través de Email:

lunes, 23 de marzo de 2015

Jose Manuel Diez. Entrevista.

Hoy os traigo esta nueva entrevista a este escritor y cantante. ¡Espero que os guste!






Biografia:



Jose Manuel Diez, poeta y músico español, nacido en Zafra (Badajoz), el 7 de junio de 1978. Autor de los poemarios "42" (2004), "La caja vacía" (2006), "Baile de máscaras" (2013) y "Estudio del enigma" (2015)
Vocalista y autor principal del grupo El Desván del Duende, despues de separarse el grupo ha empezado su carrera en solitario como Duende Josele, y protagonista de los espectáculos poético-musicales El vuelo del Paquidermo y Lecciones de ingravidez.



Libros publicados:



- 42
- La caja vacía
- Baile de mascaras.
- Estudio del enigma.



Entrevista:



LoidaCriadoMore: Gracias por darme el placer de entrevistarte José Manuel.

José Manuel Diez: El placer es mío. Poder participar de un blog sobre cultura como el vuestro es un honor.



LCM: Se puede decir que vives por y para el arte. Has sido durante más de once años el vocalista en el grupo “El Desván del Duende” y tienes varias obras publicadas. ¿Cómo empezaste tu camino por el arte?

JMD: A mí lo de vivir por y para el Arte siempre me ha sonado algo abstracto. Prefiero términos más concretos, como Creatividad o Cultura. Yo me considero poeta; un poeta que canta, que compone canciones, que escribe también relatos o artículos de prensa, pero básicamente un poeta, una persona con una visión poética del mundo y de la vida. Empecé a sentirme poeta muy joven, con once o doce años, pero no me decidí a vivir con un fin poético, en su más amplio sentido, hasta los veintitrés o veinticuatro, después de ir a la Universidad, probar otros caminos laborales y sentir que nada me satisfacía tanto como escribir y cantar.



LCM: A parte de ser vocalista también fuiste el autor principal del grupo “El desván del duende” ¿Cómo nació este proyecto?

JMD: Nació en el campus universitario de Badajoz, entre compañeros de clase. Nació de la amistad, de la ilusión y de la humildad, justamente las mismas razones por las que murió recientemente. En el momento que empezaron a importar más otras cosas, yo decidí cambiar de rumbo. No obstante, me quedo con lo bueno vivido y con lo mucho aprendido.



LCM: También haces espectáculos poéticos-musicales ¿Cómo fueron las aceptaciones de “El vuelo del Paquidermo” y “Lecciones de ingravidez”?

JMD: El Vuelo del Paquidermo duró tres años y es lo más cerca que he estado nunca de unir teatro, poesía y música en un mismo espectáculo. Fue una experiencia maravillosa y que mucha gente que lo vio todavía me sigue pidiendo que retome. No descarto hacerlo algún día.
Lecciones de Ingravidez es un espectáculo de poesía y música que sigue muy vigente, en el que versiono canciones y recito poemas de autores que admiro. Ahora mismo lo estoy relanzado en Lanzarote, con el pianista Israel Curbelo.



LCM: A lo largo de los años has ido ganando varios premios literarios, el primero en 2004, y el último el pasado 2014. ¿Cómo te sentiste al ganar el Premio Hiperión o el Premio Ciudad de Burgos?

JMD: Todos los premios, una vez que pasa el tiempo, no son más que un recordatorio de que las recompensas al trabajo bien hecho terminan llegando. Por supuesto, premios de poesía tan importantes como el Hiperión o el Ciudad de Burgos han supuesto una inmensa alegría para mí, pero también una gran responsabilidad por crecer como autor. No obstante, para mí los premios no han sido nunca un fin en sí mismos, sino un medio para poder publicar en editoriales importantes. Y los mayores premios de un poeta no se lo dan o se los quitan los jurados, sino sus propias obras.



LCM: Si tuvieras que elegir una canción de cada uno de los tres discos que tienes con “El Desván del Duende” ¿con cuales te quedarías?

JMD: Esta es la típica pregunta que nunca consigo responder. Creo que las dos canciones que más me definen, de todas las que he escrito en mi etapa con El Desván, son Vivo del aire y Mineápolis, pero hay muchas otras, como Macetas de colores, Delinqüentes y poetas, Di que sí, A volar, Llévate mi corazón o Sabor de rumba de las que me siento muy orgulloso.



LCM: “42” es tu primer libro publicado. ¿Cómo te sentiste a ver tus textos publicados en papel?

JMD: La primera sensación siempre es de felicidad. La segunda, inmediatamente después, siempre es de desnudez.



LCM: Tu última obra publicada ha sido “Baile de máscaras” ¿Dónde buscaste la inspiración para escribirlo?

JMD: La inspiración, si existe, no se busca; en mi caso, es ella la que me encuentra. Todo lo que escribo y canto me llega de la calle, de la gente, del mundo, de los viajes y de un deseo permanente de cambio. Baile de máscara es un grito de rebeldía y una defensa de la memoria histórica. Todo lo que escribo y canto me gustaría que lo fuera.



LCM: ¿Tienes alguna nueva creación en mente? 

JMD: Siempre se tienen cosas en mente… Pero las etapas de parón y desconexión son casi tan importantes como las de trabajo y resultados. Ahora mismo me encuentro en una etapa intermedia entre ambas y en el que seguramente sea el año más fructífero de mi vida: en Marzo saló a la luz mi nuevo libro de poemas: “Estudio del enigma” de la editorial Visor, en Mayo saldrá mi primer libro en prosa: “Locura ordinaria” en la editorial Isla de Siltolá y en Junio me gustaría tener listo mi primer disco en solitario como Duende Josele, con idea de sacarlo antes o después de verano. Mientras tanto, estoy terminando también mi primer libro de cuentos. La verdad que en el 2015 no me falta el trabajo.



LCM: Por último, ¿Qué consejos les darías a los lectores que quieren iniciarse en el mundo de la música? ¿Y en la escritura?

JMD: No me gusta dar consejos. A veces, los consejos son como corazas que otros nos ponen. Y creo importante y necesario que cada cual asuma sus retos desde la desnudez, venciendo a sus propios miedos y aprendiendo de sus propios errores. Pero, sobre todo, que lean, escriban, canten, toquen, compongan, fomenten sus dones, trabajen sus carencias… Y lo hagan sin miedo, y lo hagan por amor a lo que hacen, no pensando en el triunfo o en la fama. Y lo hagan a su manera, sin imitar a nadie. Y lo hagan enteramente, nunca a medias. Y lo hagan con un fin plural, nunca individual, pues la música y la literatura deben ser un bien común antes que de uno mismo, por mucho que se sea el autor de algo. Esas son algunas claves de mi forma de hacer las cosas. No digo que sean las mejores, pero son las que conozco.



Redes Sociales:





¡Hasta la proxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario